¿Qué puedo hacer cuando me duele? (2)

Como dije en una entrada anterior, a mí me sirvió mucho para encontrarme psicológicamente (¡y físicamente!) mejor el comprender la enfermedad, cómo funciona, y cómo se comporta el jod*** dolor. Y por qué nos duele. Por eso no está de más que leas lo que viene a continuación aunque sean extractos algo largos [las negritas, como siempre, son mías]. El dolor, tú lo sabes, te afecta psicológicamente, emocionalmente y físicamente:

Comprendiendo el dolor

Una de las cosas que puede incomodarnos de un procedimiento quirúrgico, es el dolor físico, a veces nos desesperamos o cansamos de sentirlo. De acuerdo a los cuidados paliativos -que alivian el dolor pero, no lo curan-, la función del dolor es una alerta que nos indica que debemos atender algún daño tisular, es decir, cuando sentimos dolor, nuestro cuerpo esta avisándonos que algo anda mal y debemos atenderlo, consultar a un médico y recibir tratamiento, sin embargo, existen ocasiones donde aun, cuando ya estamos tratado el daño, el dolor continua.

De acuerdo a la Psicoterapia Ericksoniana, en algunas ocasiones debemos “avisarle” al cuerpo que ya no es necesario sentir dolor pues estamos solucionándolo, es como apagar la alarma del despertador cuando ya nos levantamos. Esta corriente de la psicología ofrece muchas posibilidades de alivio del dolor. La Dra. Teresa Robles trabajó durante años con pacientes crónicos, desarrollando una técnica especifica que ayuda a controlar el dolor eficazmente, al grado que ella misma entro a cirugía de vesícula sin anestesia, solo practicando estos ejercicios diseñados por ella, hecho documentado por el Instituto Milton Erickson en Phoenix Arizona, y publicado internacionalmente.

Otro aspecto importante mencionado por el Dr. Milton H. Erickson es precisamente la conducta ante la enfermedad, ya que psicológicamente “apapachamos” el malestar, por ejemplo: decir “mi enfermedad”.Nos casamos con el padecimiento y pareciera que todo se transforma en él, lo vemos y justificamos por todos lados, esto crea un ambiente propicio para el desarrollo de la misma, dificultando la recuperación.

Es importante tener en cuenta que una enfermedad y sus consecuencias físicas y psicológicas no nos definen, aun cuando tenga repercusiones multidimensionales, la enfermedad es solo otro aspecto de nuestra vida y aun cuando se sienta que gana terreno, te aseguro que tienes muchos más aspectos a tener en cuenta que las consecuencias de un padecimiento médico. La última sugerencia: sana tu lenguaje, evita las palabras totalizadoras como siempre, nunca o la justificación de cada aspecto de tu vida por una enfermedad.

Me apetece compartir con vosotras estas palabras de Miguel Martín Paredes sobre TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO (referido a dolor en pacientes terminales pero igualmente cierto en nuestro caso, la endometriosis es una enfermedad crónica):

Los profesionales sanitarios nos movemos en un contexto científico-técnico-tecnológico, como se ha visto a todo lo largo de la exposición, estamos menos preparados por diferentes razones a enfrentarnos a estas situaciones difíciles desde una perspectiva global y más humana. Recordar aquí el concepto de “Dolor Total”, frecuente en la enfermedad terminal, acuñado por la Dra. C. Saunders, en el que los factores emocionales juegan un papel muy importante. Un mal control del dolor puede significar que el paciente está expresando sus miedos, necesidad de consuelo y compañía. Proporcionar al paciente apoyo psicológico, compañía, saber escucharlo etc. Puede ser tan importante o más que aplicar correctamente una técnica o tratamiento para el dolor, y a menudo más difícil (24).

En definitiva: busca ayuda, tienes derecho a que te cuiden y te mimen especialmente cuando estás baja de ánimo por el dolor de la endometriosis/ adherencias/ miofascial o te duele porque estás baja de ánimo. Y, si es necesariobusca un(a) psicólogo/a, te servirá muchísimo para tomar las riendas de tu vida de nuevo tras una cirugía, un episodio difícil de dolor, un proceso de fertilización in vitro…

Otra cosa que a mí me sirvió fue hacerme un cuaderno del dolor especificando dónde y cómo me dolía, el grado de 0 a 10, y qué me tomaba y qué hacía para que no me doliera. Poco a poco vas viendo que sabes más sobre tu cuerpo y la enfermedad. Y dejé escritas las cosas que me iban bien y listas de pensamientos positivos como: “¡tú puedes! mañana estarás mejor, el dolor pasa” o “llama a alguien que te haga reír”, “habla o queda con alguien con quien puedas llorar y desahogarte”, “date un baño caliente”, “que te dé un masaje la/el fisioterapeuta”, “acuérdate de tomar las pastillas en cuanto empiece el dolor: no resistas”, “intenta caminar o moverte a tu ritmo, sola o acompañada, y perdónate las tareas que no puedas hacer –trabajo, trabajo doméstico…-“, “que te hagan la comida/cena…”.

Por último: no pierdas la esperanza ni pierdas la fe en ti misma. No cedas a los chantajes emocionales de cualquiera que se permita decirte: “vaga, floja, débil, depresiva, quejica, hipersensible”, “tienes obligaciones que no puedes desatender”, “no haces caso a las/os médicas/os”. Déjate querer y cuida y agradece especialmente a tu gente en los periodos en que te encuentres bien.

Do not weaken to the will or demands of others – your doctor may disapprove of any measures you take to be more in charge of your own health but its your body; your family may oppose the actions you are taking regarding self help for your health, or they may demand your attention/time/energy with little regard to how ill you are feeling. Do not give in to these pressures, because that is exactly what they are – PRESSURES.

Finally, have faith in yourself. Do not tell yourself that you are not capable of healing and that only other people can do this. Nearly everyone on this planet has the capability to heal, nature built it into our systems, it is hard-wired into our circuitry – if you are given enough support and motivation, this will encourage you to maintain faith in your own healing from Endometriosis.

Fuente: Endoresolved

Anuncios
Publicado en: Sin categoría

3 comentarios en “¿Qué puedo hacer cuando me duele? (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s