endometriosis: por qué si te duele la regla NO es normal

Artículo con motivo de las jornadas de endometriosis de Zaragoza 2017 en Heraldo Joven en colaboración con la Asesoría Sexológica del Cipaj.

Endometriosis: por qué si te duele la regla no es “normal”

La endometriosis es una enfermedad que según datos médicos tan sólo en Europa afecta a unos catorce millones de mujeres. Se trata de un crecimiento anómalo del endometrio que provoca, entre otras cosas, dolores durante la menstruación.

Hay muchos mitos y mentiras en torno a la regla. Que “deba” doler o que sea “normal” es una de ellas, y la razón de que esto suceda puede ser la endometriosis. ¿Endome… qué? Endometriosis. 

Es una enfermedad que, según datos médicos, tan solo en Europa afecta a unos catorce millones de mujeres. Entre ellas, Hillary Clinton o Lena Dunham y ambas mujeres lo han hecho público con el fin de concienciar y derribar muros sobre esta enfermedad. ¿En qué consiste? Se trata de un crecimiento anómalo del endometrio que provoca, entre otras cosas, dolores durante la menstruación.

Las asesoras sexológicas del Cipaj, Lurdes Orellana y Victoria Tomás explican en este artículo por partes y de manera sencilla esta enfermedad, para entender más esta realidad y conocer un poco más nuestro cuerpo.

El útero o matriz es un órgano formado por tres capas: una externa (perimetrio), una intermedia  muscula (miometrio) y una interna (endometrio).

El endometrio, esa capa interna, es una mucosa que cubre el interior de la cavidad del útero. Esta mucosa, durante la ovulación, aumenta de grosor por el crecimiento del tejido, y previo a la fase menstrual, se espesa y llena de nutrientes. Esta mucosa a través de las contracciones del útero es expulsada por la vagina y es lo que llamamos sangrado menstrual o regla. Todo este mecanismo está regulado por la función hormonal.

Antes señalábamos que la endometriosis es un crecimiento anómalo del endometrio: de esa mucosa que crece y se desarrolla fuera de la cavidad uterina. Se desconocen las causas y de momento no hay cura. Su desarrollo es imprevisible y muy diverso, en cada cuerpo se puede presentar de una manera. Se trata de una enfermedad que es más frecuente en úteros en edad fértil aunque también se han dado casos fuera de este periodo.

Al desarrollarse la mucosa del endometrio fuera del útero, los tejidos que crecen pueden asentarse a lo largo del abdomen o zona pélvica, pero también en casos menos frecuentes en pulmones, e incluso en el cerebro. Este desarrollo tan diverso hace que su evolución sea imprevisible y que se puedan presentar síntomas muy distintos.

Los síntomas físicos que se pueden presentar son variados puesto que al tratarse de una inflamación del tejido, éste se puede adherir a zonas u órganos de la cavidad pélvica o abdomen. Pueden aparecer síntomas como fuertes dolores en el abdomen, en la zona perianal, en la vagina (durante el coito o la introducción de dedos o dildos); intensos dolores menstruales, al defecar o al miccionar; sangrados menstruales muy abundantes o sangrados en la orina; incluso, en algunos casos, infertilidad. Sin embargo, también hay mujeres que no presentan ningún síntoma y que son diagnosticadas casualmente tras alguna intervención.

Se trata de una enfermedad cuya pronta detección mejora su evolución y la salud de las afectadas. Por eso los ginecólogos recomiendan iniciar el tratamiento en jóvenes que puedan padecerla, ya que “la endometriosis es una enfermedad que hay que tratar, no darle bajas”, como explica el doctor Javier de Santiago, jefe del Servicio de Ginecología de MD Anderson Cancer Center Madrid.

Queremos destacar que en muchos casos, las mujeres tienen una vivencia desoladora o traumática de esta enfermedad puesto que a menudo los síntomas son intensos y persistentes, generando incapacidades en las mujeres. Por otro lado, también influye la falta de información o el silencio y la no visibilización de esta realidad, o la falta de un diagnóstico certero, lo cual genera un peregrinaje por las consultas médicas y la incertidumbre sobre su propia salud. La falsa idea de que la menstruación debe ser dolorosa influye también en el retraso en buscar soluciones o conseguir un diagnóstico, dado que a veces se entienden los dolores propios de la enfermedad como parte del funcionamiento normal del cuerpo de las mujeres. La regla puede ser molesta e incluso un poco dolorosa en momentos puntuales, pero si produce un dolor incapacitante conviene visitar a un especialista y asegurarnos de que no hay algo más.

Para las asesoras sexológicas del Cipaj, Lurdes Orellana y Victoria Tomás, “el conocimiento es una herramienta fundamental para nuestra salud así como un derecho. Es importante aprender a escuchar y sentir el cuerpo como forma de autoconocimiento, así como aprender a confiar en una misma”.

Conferencias y talleres organizados por la Asociación de Afectadas por la Endometriosis (ADAEZ) Viernes 16 de marzo, charla con la sexóloga, Coach Menstrual y Especialista en Endometriosis, Irene Aterido y la pedagoga, terapeuta menstrual y especialista en empoderamiento femenino Fernanda Romo. La conferencia se titula “Ciclo menstrual y endometriosis”Sábado 17 de marzo I Jornada por la Endometriosis.

Anuncios
Publicado en: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s